El devenir de los átomos PDF Imprimir Escribir un correo electrónico
Ciencia - Increíble, pero cierto
Escrito por Administratores   

atomo1En cierta ocasión, en una de sus célebres conferencias, el gran físico Richard Feynman dijo que, si hubiese que reducir la historia de la ciencia a una declaración importante, ésta sería:


«Todas las cosas están compuestas de átomos.»


Esa idea, una vez que fue asumida por los científicos, desencadenó una oleada de descubrimientos, que hoy en día nos permiten explicar prácticamente la totalidad de los fenómenos físicos y químicos que podemos observar.


Tal vez, pensadores o científicos de otros campos, como por ejemplo la biología, encuentren otras sentencias tan tajantes como esa. Pero existe una poderosa razón que dota a la simplificación de Feynman de una gran fuerza: la estabilidad.


En un mundo tan cambiante, un universo que evoluciona, donde la vida se ha abierto camino y el paso del tiempo deja su huella de manera irrevocable, hay algo que permanece impasible desde los primeros instantes del Universo: los átomos.

 

Los átomos que conocemos, estructura básica de un elemento químico, poseen en general una "esperanza de vida" tan larga, que gran parte de los que estamos constituidos, principalmente los de hidrógeno, pudieron formarse en los primeros minutos del Universo. manzanasSometidos una y otra vez a recombinaciones, para formar parte de moléculas, son testigos imperecederos de todo lo conocido.

Son también extraordinariamente pequeños, lo que hace que, para formar pequeñas cantidades de masa que manejamos habitualmente, necesitemos un número tan elevado de ellos que se escapa a nuestra imaginación.

Para hacernos una idea, Feynman nos plantea el siguiente ejemplo:


«Si se ampliara una manzana hasta el tamaño de la Tierra, entonces los átomos de la manzana tendrían aproximadamente el tamaño de la manzana original».


Tal vez no sea el mejor ejemplo, ya que es complicado hacerse la idea del tamaño de la Tierra, aunque a nadie se le escapa que en el volumen de la Tierra entran muchas manzanas, o lo que es lo mismo, muchos átomos en una manzana.

Un ejemplo más clarificador puede ser el propuesto por el divulgador Bill Bryson:


«Medio millón de átomos puestos en hilera pueden esconderse detrás del grosor de un cabello humano».


Aproximadamente 10 millones en hilera medirían un milímetro.

Si tenemos en cuenta las pequeñas dimensiones del átomo, la estabilidad que posee y los ciclos que tienen lugar en la naturaleza, podemos llegar a concusiones tan sorprendentes, basadas en simples cálculos estadísticos, como los que obtiene Paul Davies respecto a la gran cantidad de átomos que componen un ser humano:


«Somos atómicamente tan numerosos, que poseemos en nuestro cuerpo alrededor de mil millones de átomos que pertenecieron algún día a Cervantes, Alejandro Magno, Jesús de Nazaret o a cualquier otro personaje histórico que se nos antoje, eso sí, de hace al menos dos o tres siglos». (Esto es así porque al parecer tardan unos cuantos decenios en redistribuirse).


SupernovaHemos visto que muchos de los átomos que nos componen se formaron en los inicios de los tiempos, pero sólo los más pequeños. Para formarse átomos de mayor tamaño necesitamos unirlos, y para ello debemos someterlos a enormes presiones y temperaturas tales, que en nuestro pequeño planeta no pueden darse. Únicamente hay un lugar en el Universo donde pueden darse esas condiciones, el inmenso horno que hay en el interior de las estrellas. Queda así patente que la materia de nuestro cuerpo procede de las estrellas y la famosa frase de Carl Sagan:

"Somos polvo de estrellas"

podemos tomarla como una forma poética de entender la realidad. Átomos como el carbono, nitrógeno y el oxígeno, que junto al hidrógeno forman el 96% de nuestro cuerpo, no pueden proceder de otro lugar que de una estrella que llegó a su fin y explotó, expandiendo la materia por el Universo en forma de supernova o alguna forma parecida, para posteriormente formar parte de nuestro planeta Tierra.


A esa forma natural de formación de átomos online casinos debemos añadir otra, en este caso es el proceso inverso, de un átomo grande obtenemos dos o más de menor tamaño; es la denominada desintegración radiactiva, en la que los átomos de algunos elementos sufren alguna transformación en su núcleo, transformándose en otros elementos. No es un proceso muy relevante en la naturaleza, ya que únicamente pasa con un determinado número átomos que son realmente escasos.carbono14

No por ello deja de tener interés, ya que todos hemos oído hablar de la técnica del carbono-14, que nos ha permitido datar restos orgánicos de miles de años atrás con bastante precisión, siendo vital para la reconstrucción de la historia. El carbono-14 es un átomo de carbono especial, por tener dos neutrones más de lo normal en su núcleo, lo que le hace inestable. Apenas uno de cada billón de átomos de carbono tienen esta forma en la naturaleza.


En el siglo XX también se descubrió otro procedimiento para la formación de átomos, en este caso con la intervención humana, y que puso en evidencia, al igual que pasa en las estrellas, otra característica esencial del átomo: la gran energía que posee; me estoy refiriendo a la fisión nuclear. La fisión nuclear  consiste en una división provocada de un átomo, principalmente un átomo especial de uranio, para formar otros de menor tamaño. Como consecuencia de este descubrimiento surgió la producción de energía en centrales nucleares y otro tipo de usos menos pacíficos como las bombas atómicas.hiroshima

Hiroshima y Nagasaki fueron evidentes pruebas del gran poder energético que encierran los átomos. Sus dramáticas imágenes, que dieron la vuelta al mundo, junto a las de Chernóbil, supusieron que la mayor parte de la población mundial tomara conciencia de este hecho.


Por último, comentaremos otra característica esencial del átomo: Cada átomo está formado esencialmente por vacío. Sí, así es, cada átomo que compone la materia, y por lo tanto todas las cosas que vemos con apariencia "maciza", es prácticamente vacío. Casi la totalidad de la masa del átomo está concentrada en un pequeño núcleo.


Si tomamos un átomo cualquiera y lo agrandamos hasta el tamaño de un gran estadio de fútbol, como pueden ser el Santiago Bernabéu o el Camp Nou el núcleo del átomo, sería del tamaño de una pelota de pingpong, y estaría ubicada en el centro del campo. Los electrones, del tamaño de cabezas de alfiler, "orbitarían" por las gradas.


Resulta increíble, pero nuestra masa está concentrada en apenas una parte de cada billón de nuestro cuerpo. La pregunta que surge es evidente: ¿por qué si la materia que nos rodea es esencialmente vacío, no podemos atravesar muros? La respuesta está en las interacciones electromagnéticas, en este caso repulsivas, y que sólo podemos comprender desde la física cuántica. Como curiosidad comentaré que la física cuántica no descarta la posibilidad de que podamos atravesar un muro, pero la probabilidad es tan infinitamente pequeña que por el bien de nuestra salud no merece la pena hacer el experimento.

Written by :
Administratores
 
 

Comentarios  

 
0 #2 ACTUALIZACIONES DEL ATOMO 20-03-2011 17:55
HOLA MI NOMBRE ES ESTRELLA...
ME PIDIERON HACER UNA DIERTAION EN LA CUAL TRATA DE LAS ACTULIZACIONES DEL ATOMO
LO QUE HOY EN DIA NUEVAS COSAS DEL ATOMO SE AN DE DESCUBRIR !
ESTOY REPREOCUPADA ..
AUUN NU ENCUENTRO ESA INFORMACION
Y LA NECESITO URGENTEMENTE !!!
si udtedes me puedesen ayudar se los agradeceria de todo corazon ...
espero respuestas
gracias : D
Citar
 
 
+1 #1 no se que es esto 01-04-2010 12:09
Gracias, muy buenos tus artículos, se los voy explicando a mi hijo de 11 años y le despiertan la curiosidad. Enhorabuena.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar